miércoles, 2 de mayo de 2018

Siempre Frida! Cosas de Frida Kahlo




Gran mujer, inspiradora, luchadora y referente en tantas facetas de la vida. Me ha encantado leer su biografía (Rauda Jamís) y el libro joya (Sebastien Pérez y Benjamin Lacombe). Fan de coleccionar!

Recojo aquí citas de Frida que me evocan emociones y transmiten enseñanzas. 

<No me creen porque me han visto luchar tanto!
No me atrevo a creer que podría equivocarme. Esa clase de relámpagos escasean.>

<Cuando muera me quitaré el maquillaje con el que he disimulado mis dolores y ocultado mis penas>

<Soy aquello que vivo... en todo, y decir todo es estúpido y magnífico.>

<Es importante y necesario cuestionarse las cosa en la vida, determinarse en relación a ellas, así se avanza>

“Yo quisiera ser lo que me dé la gana –detrás de la cortina de la locura: arreglaría las flores, todo el día; pintaría el dolor, el amor y la ternura, me reiría a mis anchas de la estupidez de los otros y todos dirían: pobre, está loca. (Sobre todo me reiría de mí) Construiría mi mundo que mientras viviera estaría –de acuerdo- con todos los mundos. El día o la hora y el minuto que viviera sería mío y de todos. [ … ] 
  “La revolución es la armonía de la forma y el color y todo está y se mueve bajo una ley: la vida. Nadie se aparta de nadie. Nadie lucha por sí mismo. Todo es todo y uno. La angustia y el dolor y el placer y la muerte no son más que un proceso para existir. La lucha revolucionaria en este proceso es la puerta abierta a la inteligencia. [ … ]
  “Niño amor. Ciencia exacta. Voluntad de resistir viviendo, alegría sana. Gratitud infinita. Ojos en las manos y tacto en la mirada. Limpieza y ternura frutal. Enorme columna vertebral que es base para toda la estructura humana. Ya veremos, ya aprenderemos. Siempre hay cosas nuevas. Siempre ligadas a las antiguas vivas.

domingo, 29 de abril de 2018

Tarta gin tonic to my way



Galletas digestives molidas con mantequilla para la base. Llevar a la nevera mientras preparamos En la batidora la crema: una tarrina de Philadelphia, tres cucharadas soperas de azúcar, un vaso de tónica, un buen chorro de Ginebra, un sobre de gelatina en polvo, una cucharadita de cardamomo y el zumo de un limón. 
Verter encima de la base de galletas y llevar a la nevera hasta que cuaje. 
Decorar con canela, ralladura de limon y ralladura de chocolate negro. 
Ligera y deliciosa. 

martes, 31 de enero de 2017

viernes, 13 de enero de 2017

Mantel kitty star wars

Paño de cocina de ikea, trabajado en patchwork.

Pan de plátano, zanahoria y jengibre

Pan de plátano y zanahoria

Galletas de jengibre

Ingredientes:

280 gr. de harina
1/2 cucharadita de bicarbonato sódico
1/8 cucharadita de sal
2 cucharaditas de mezcla de especias*
4 vueltas de molinillo de 5 pimientas
25 gr. de almendra molida
100 gr. de azúcar morena o rubia
110 gr. de miel
70 gr. de mantequilla sin sal
3 cucharadas de nata para montar o crema de leche
1 huevo M
Azúcar glas para decorar

* Para hacer la mezcla de especias, utilicé: 2 cucharadas de canela molida, 1 flor de anís estrellado, 2 cucharaditas de clavo molido, 1/2 cucharadita de semillas de pimienta de Jamaica, 5 vainitas de cardamomo, 1/2 cucharadita de jengibre molido, 1/4 cucharadita de nuez moscada molida. Lo molí todo en un molinillo de café. Quedó estupendo. (En la receta original también se usa cilantro molido (1/2 cucharadita) y maza o mace (1/4 cucharadita) que es la corteza de la nuez moscada).

Preparación:
    Mezclar todos los ingredientes y hacer bolitas aplastados con forma de galletas.
    Hornear a 170° hasta que estén doradas.
    Espolvorear con azúcar glas

    martes, 15 de noviembre de 2016

    Sopas Perotas

    Hoy he preparado sopas perotas. Un plato típico de Alora, cuando era pequeña visitabamos a Juan y Manuela en su casita de campo y nos ponía esta sopa.
    Era una abuela encantadora y nos ponía a las niñas a cortar pan a pellizcos, pan de pueblo por supuesto, mientras ella preparaba el refrito.
    Después Juan, con su navaja afilada, pelaba unas naranjas recién cogidas del árbol, en rodajas y sin nada de piel para acompañar.
    Creo que es la única receta que  recuerdo de niña sin mirar instrucciones.

    Los ingredientes van sobre la marcha tal y como se prepara. Cantidad a ojo según comensales.

    En un lebrillo o fuente honda de barro, vamos poniendo las migajas de pan cateto desmenuzado.
    Tiene que ser a pellizcos.
    Mientras, sofreír pimientos, cebollas y tomate picados. Cuando esté dorado, añadir caldo y dejar reducir. No debe quedar muy caldoso para no empapar demasiado  el pan.
    Después verter sobre el pan y remover con cuidado para mezclar bien sin apelmazar el pan.
    Se acompaña de naranjas en rodajas sin piel, aceitunas partidas, o lo que se nos ocurra.

    Es plato único y comida de pobre, pero os aseguro que con un buen perol por delante en medio de la mesa, cucharada y paso atrás, sin platos individuales, hasta no ver el fin no se retira nadie.